Causas y consecuencias de la Incapacidad Permanente Total

Incapacidad Permanente Total

La Incapacidad Permanente Total (IPT) es aquella circunstancia donde está el trabajador que quedó inhabilitado para desarrollar las tareas propias de su profesión. Hablamos de una circunstancia cuidada por la Seguridad Popular, que facilita pedir una indemnización o pensión cuya cuantía es dependiente, primordialmente, de la base de cotización del trabajador.

En este texto analizaremos los requisitos de ingreso a una prestación de Incapacidad Permanente Total, de esta forma como su cuantía, duración, modificación y extinción.

Qué es la Incapacidad Permanente Total

La Incapacidad Permanente Total se encuentra dentro de los grados en los que tienen la posibilidad de reconocerse las incapacidades permanentes laborales. Su particularidad es que el trabajador queda inhabilitado para desarrollar:

  • Cualquier labor inseparable a su profesión.
  • O bien las más fundamentales.
  • Pero puede ocuparse a otras profesiones.

El ordenamiento jurídico reconoce dos ocasiones de las que puede derivar una IPT (llamadas, por esto, “hecho causante”):

  • El agotamiento de la circunstancia de Incapacidad Temporal.
  • O la circunstancia previa de «no alta».

La IPT puede derivar de una Incapacidad Temporal…

Tengamos en cuenta que estas ocasiones tienen una duración máxima de un año, aunque en oportunidades tienen la posibilidad de prorrogarse por seis meses complementarios.

En caso de que se agote el período sin que el trabajador se haya recuperado le corresponderá pasar a circunstancia de Incapacidad Permanente. Además puede suceder que la rehabilitación se muestre como irrealizable o inviable a corto-medio período. Frente estas ocasiones se cursará un alta con iniciativa de incapacidad permanente.

En estas situaciones se va a valorar la inhabilitación del trabajador. Si se cree que cumple los requisitos nombrados se le reconocerá una Incapacidad permanente Total, cuyos efectos baratos se generan en el instante de la calificación.

Interesante:  Incapacidad temporal: qué es, cómo solicitarla y cuáles son sus efectos

Sin embargo, tienes que entender que si tu prestación por Incapacidad Temporal poseía una cuantía menor tendrás la posibilidad de solicitar que los efectos se retrotraigan al instante de extinción de esta.

… pero además puede no ir precedida por esta

Además puede pasar que la Incapacidad Permanente no esté precedida de una circunstancia de Incapacidad Temporal. Entre otras cosas, esto sucede cuando el trabajador no está en circunstancia de alta.

En estas situaciones, se entenderá que el hecho causante es el dictamen-propuesta del EVI, que señalará su fecha de efectos baratos.

¿Sabes cómo accionar tras un despido? Consigue tras el despido improcedente tu readmisión o indemnización, o afirma la nulidad de la elección extintiva

Requisitos para provocar una prestación de IPT

La Incapacidad Permanente Total necesita que no hayas cumplido la edad de jubilación. Además deberías estar afiliado a la Seguridad Popular y en circunstancia de alta o asimilada (salvo en ciertas ocasiones).

Como hablamos de una prestación contributiva, el Centro Nacional de la Seguridad Popular comprobará tu carrera de cotización, que tendrá que reunir un lapso genérico de cotización y otro concreto.

  • Si tienes menos de 31 años se te exigirá que hayas cotizado:
    • La tercera parte del tiempo transcurrido entre los 16 años y la fecha del hecho causante.
    • No se pide lapso concreto.
  • Si tienes 31 años o más se te exigirá que hayas cotizado:
    • La cuarta parte del tiempo transcurrido entre los 20 años y la fecha del hecho causante (mínimo 5 años).
    • Además, la quinta parte de ese tiempo debe estar comprendida:
      • En los 10 años rápidamente anteriores al hecho causante.
      • O en los 10 años rápidamente anteriores a que cesara tu obligación de cotizar, en su caso.
Interesante:  Baja por maternidad y paternidad

Compatibilidades de la pensión de IPT

Como recomienda su propia definición, la Incapacidad Permanente Total funciona con las rentas del trabajo. No obstante, las funcionalidades ejercidas por el trabajador tienen que ser compatibles con su estado. En caso opuesto podría producirse una revisión que le quitara el derecho a la pensión.

Como observaremos, hay un aumento del 20 % aplicable a la cuantía de la pensión. Este complemento es completamente incompatible con la ejecución de algún trabajo o de prestaciones de la Seguridad Popular que procedan de la misma.

Cuantía de la prestación por IPT

La Incapacidad Permanente Total proporciona derecho a conseguir una pensión de abono por mes. Sus cuotas equivalen al 55 % de la base reguladora. No obstante, existe la oportunidad de utilizar incrementos. En particular:

  • Cuando el trabajador sea más grande de 55 años y su falta de elaboración y situaciones vayan a dificultar reingresar en el mercado de trabajo puede aplicarse el complemento del 20 % que señaláramos antes.
  • Si la circunstancia proviene de un incidente laboral o una patología profesional gracias a un incumplimiento de normas de PRL por parte del empresario se va a aplicar un recargo que incrementará la pensión en un 30 – 50 %.
  • Si la trabajadora tuvo hijos, biológicos o adoptados, va a recibir un complemento por maternidad del 5 – 15 %.

La indemnización por Incapacidad Permanente Total

Siempre que el trabajador sea menor de 60 años va a poder sustituir su pensión por una indemnización a tanto alzado. A parte de la edad, los requisitos para elegir por la indemnización son:

  • Que las lesiones no simulen reversibles.
  • Y que el trabajador haga trabajos por cuenta propia o ajena o acredite que va a invertir la indemnización en hacer su negocio.
Interesante:  ¿Qué significa Habeas Corpus?

Los trabajadores tienen un período de 3 años para entrenar esta alternativa, y la cuantía de la indemnización va a depender de su edad. De esta forma, si tienen menos de 54 años van a poder recibir 84 mensualidades de la pensión de manera directa. Por todos los años desde los 54 se va a tener derecho a 12 mensualidades menos.

Suspensión y extinción de la pensión de Incapacidad Permanente Total

La pensión de Incapacidad Permanente Total se extingue por fallecimiento o jubilación del beneficiario. Además puede extinguirse tras una revisión, si se establece que ha recuperado su aptitud de trabajo.

Por su lado, puede suspenderse si comete estafa contra la Seguridad Popular o agrava su circunstancia por imprudencia temeraria o dejar el régimen prescrito sin causa razonable.

En estas situaciones te interesará tener un abogado laboralista especializado en Derecho de la Seguridad Popular, que te va a proporcionar ayuda a establecer nuevamente tu pensión.

5/5 - (11 votos)

Más artículos interesantes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir

DudasLaborales.com usa cookies para mejorar la experiencia de todos los usuarios que nos visitan. política de Cookies